viernes, 20 de noviembre de 2015

Casi medianoche.

Érase una vez, en un lugar muy cercano, un par de ojos de una extraña tonalidad verdosa que observaban al mundo esperando un cambio en él.
Un día, cansados de estar constantemente anegados en lágrimas, decidieron poner un cristal translúcido ante ellos para distorsionar la realidad y protegerse de las sombras del mundo.

Pero, un día, el cristal comenzó a agrietarse, para ir a encontrar tras él, otra mirada...

Que le devolvió
tantas cosas que,
en realidad,
nunca le habían faltado.

lunes, 5 de octubre de 2015

¿Por qué?

<<Pero hoy está pa mi,
no señalo a nadie, no me gusta señalar.
pienso que el destino me ha elegido al azar,
hoy está pa mí, hoy está pa mi.
Tal vez con el mañana me tenga que alegrar
de haber pasado por alto las locuras del sufrir
hoy está pa mí, hoy está pa mí.
Me voy con paso firme no vuelvo la cara atrás,
sé que si la vuelves sólo haces recordar,
cuando era muy feliz, 
hoy está pa mi,
haré que tu egoísmo nunca me vea llorar,
verás que en mis facciones sólo ves el sonreír,
hoy está pa mi.
Adiós, por favor...>>



Aún no lo entiendo. Mira hacia atrás. Tampoco hace falta que demasiado; un año, unos cuantos meses. 
Si yo siempre deseo lo mejor a cada uno en su nuevo camino. Aunque no lo haya demostrado. Aunque la rabia se haya apoderado de mi a causa de unas estúpidas ilusiones.
¿Por qué tengo que perder a personas a las que nunca he hecho nada malo?




Si yo nunca he herido a nadie intencionadamente...
¿Por qué yo te deseo suerte y tú me odias?


miércoles, 30 de septiembre de 2015

Breathe.

<<Y se que tengo un corazón desbocado,
y amargura,
y una pesadez en mi cabeza...
Pero...¿Ya no te acuerdas?>>



Hay momentos en los que parece tan, tan fácil abandonar...
Tirar la toalla, agrupar lo que queda de mi y marcharme para siempre. No más dolor. No más vacío. No más pedazos de mi. Ni más lágrimas.
Quizá incluso fuera mejor para todo el mundo que me marchara.
Y que, como aquel día de mi verano eterno
solo me quedase un  gemido de dolor engullido por los gritos de
mis demonios.


lunes, 28 de septiembre de 2015

Por favor.


Un corazón que está
tan lleno como un vertedero
algo que lentamente te mata,
heridas que no sanarán.

Tan cansada...


Versión de Thom Yorke,