domingo, 17 de abril de 2016

Inestable.

 No soy perfecta.  Y todo el mundo, además de mi cuaderno de delirios personales, debería saberlo.

Así que, por favor, no vuelvas a presumir de mi.
Puede que mis notas sean altas entre semana. Puede que sea cortés con los mayores. Puede que ame a mi familia y a mis amigos. Puede que lea mucho, que haga deporte, que coma sano.

Pero también sé salir del instituto, de mi casa, del gimnasio.

 Salir los viernes; y ponerme hasta el culo ; y eso no es precisamente sano. Decir muchísimas palabras malsonantes al cabo del día; y eso, sin contar todas las que pienso. Ponerme insoportable y ser desesperadamente negativa con todo lo que me rodea. Levantarme contra todo lo que me rodea. Cansarme de consejos sabios. Pelearme con mi familia y con mis amigos. Dejarme invadir por los nervios y decir cosas que no siento. Empujar a la gente cuando discutimos porque quiero que se vayan y que no me dejen tiempo para decir cosas que hieren. Mirarme en el espejo y pensar que tengo un cuerpo asqueroso, y frustrarme. Estudiar siempre el día de antes. Pasar de todo cuando más me necesitan; y apagar el móvil. Tener risa de inútil.  Acordarme cada día de cosas que debería haber olvidado. Interrumpir a la gente cuando hablan. No ser educada, e ignorar si no me importa quién se dirige a mí. Tener gustos que no comparto con nadie. No leer nunca los grupos de Whatsapp. Escuchar música demasiado fuerte.

(...)

No soy tu ángel. Y ya no me quedan fuerzas de luchar para aparentarlo. Quizá porque he probado el lado malo. Y me sienta mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte <3