domingo, 10 de abril de 2016

Nieve.

Hoy he soñado que volvíamos de nuevo a la nieve.

Me ponía la tabla, y, tras unas cuantas lecciones, todo era deslizarse, dejarse llevar, notar el viento en la cara, sonreír y notar el aire frío enredándome el pelo. Reírnos y hablar sobre la vida tras cada bajada; y volver en coche con gafas de sol y la chaqueta en el asiento de atrás.

Pero luego abrí los ojos, y volví a encontrarme otra vez con lo mismo de siempre: un corazón siempre vacío, un montón de folios rotos sobre el escritorio, acordes tristes de La Ley Innata, un nudo en el estómago y unos ojos llenos de lágrimas...

Supongo que la nieve se ha ido ya; y ahora sólo quedan sus resquicios; frío y silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por pasarte <3